Por qué las ensaladas deberían estar diariamente en su plato

Diabetes SAA1
«Nuevo tratamientos para la diabetes mellitus» – Invitación
04/11/2019
SAMAP PROMO PAGO DE 10 CUOTAS
Promo Año Completo SAMAP ¡Ya Disponible!
04/11/2019

Por qué las ensaladas deberían estar diariamente en su plato

Curso de Cocina Sabrosa y Saludable - SAA - 2

¿Quién nunca se olvidó de poner ensalada en el plato de comida? O quizás al elegir los acompañamientos prefirió substituirlos por otro ítem. ¿Se preguntó alguna vez por qué deberíamos hacer diario el hábito de incluir las ensaladas en el menú? Hay por lo menos 7 razones para eso.

Es normal agregar arroz, frijoles, carne u otros ingredientes como parte de la alimentación. En muchos casos, sin embargo, la ensalada se convierte en un mero acompañamiento olvidado o representado por una rodaja de tomate o una hoja de lechuga, lo que lleva a muchos a creer que eso es suficiente. Pero ¿por qué es tan importante la ensalada?

Justamente porque proporciona una alimentación liviana, nutritiva y saludable. Es un plato práctico, que exige poco tiempo de preparación y es muy sabroso. Y como nuestro cuerpo no produce vitaminas solo, las ensaladas poseen una gran cantidad de ellas, como las A, B, B6, B9, C y K. Además, las verduras ayudan a hidratar y reponer el agua del organismo. Los minerales también son importantes, pues contribuyen con la formación celular, fortaleciendo los huesos y dientes, por ejemplo. Estos son esenciales pues ayudan en la prevención de enfermedades y al buen funcionamiento del cuerpo.

El consumo de las ensaladas, principalmente de hojas, actúa en el control del peso, ya que tiene gran capacidad de saciar cuando se las ingiere en buena cantidad, además de que poseen pocas calorías. Vea otras 7 razones que lo ayudarán a decidir incluirlas en su día a día.

  1. La preparación es fácil y la digestión es rápida, lo que evita el malestar de un estómago lleno y esa sensación de sueño luego de la comida;
  2. La ensalada es el alimento ideal para quién busca perder algunos kilos extra. Lo ideal es consumirla como entrada, antes del plato principal, pues así aumenta la saciedad y reduce el consumo de los alimentos más calóricos;
  3. Es rica en nutrientes, fibras, vitaminas y minerales, elementos responsables por la buena nutrición de su cuerpo, el buen funcionamiento del intestino, además de ayudar en el control y el combate de enfermedades cardíacas y la diabetes;
  4. El consumo diario de un buen plato de ensalada previene el envejecimiento precoz y contiene nutrientes ricos en antioxidantes;
  5. A la hora de preparar su ensalada, no excluya los alimentos que participan en la producción de serotonina y dopamina, que son hormonas que asisten en el combate a la depresión. Vitaminas del complejo B (coles, espinaca) alimentos ricos en vitamina C (piña, limón y naranja), triptófano, omega 3 y magnesio (castañas, garbanzo, almendras, semillas de zapallo) son poderosos aliados contra la depresión;
  6. “¡Auxilio! ¡Mi hijo no come ensaladas!”. Si usted se identifica con esa frase, no se desespere. En primer lugar, es importante que el niño entienda la importancia de eso. Por eso, explíquele con cariño y de manera lúdica lo bueno que son los nutrientes para su desarrollo. Invite también a sus hijos a participar de la preparación de las comidas. Pueden usar la imaginación y jugar juntos. Y, antes que nada, no se olvide: dé el ejemplo;
  7. Cuidado con los acompañamientos como salsas listas, aderezos a base de mayonesa, crema de leche, quesos, etc. Son calóricos en exceso. No transforme un plato de bajas calorías en una bomba de ellas. Prefiera siempre las salsas y aderezos a base de yogur, mostaza y naranja. A la hora de condimentar, use aceite de oliva, sal y limón.

Sencillas o más sofisticadas, las ensaladas son bienvenidas para quien está o no a dieta. Esto es así porque su consumo está asociado a una alimentación saludable, y la práctica regular de ejercicio físico puede mejorar aun más la calidad de vida. Por lo tanto, siempre que pueda, compre vegetales de época, y frescos, porque además de ser baratos, presentan mejor concentración de nutrientes.

Use su creatividad, innove en los ingredientes y ¡explote las ensaladas!

Autora: Thaís Trivelato
Fuente: https://noticias.adventistas.org/es