Estilo de Vida y Cáncer de Mama

salud de los ojos - Sanatorio Adventista de Asuncion
¡La salud ocular es cosa seria!, alerta oftalmólogo
13/10/2018
Octubre asegurate con samap
¡Cobertura desde el primer día! SAMAP
24/10/2018

Estilo de Vida y Cáncer de Mama

La detenccion temprano puede salvar tu vida clinica tajy 1

¨El cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más común en las mujeres en la Región de las Américas”

El cáncer de mama puede ser detectado y tratado a tiempo. Los programas de información, educación y consejería aumentan el conocimiento de las mujeres sobre los factores de riesgo y los signos y síntomas que requieren atención médica inmediata. Los programas de tamizaje organizados pueden detectar cánceres en etapas iniciales. La mayoría de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapas iniciales (I y II), si reciben tratamiento, tienen un buen pronóstico, con tasas de supervivencia a 5 años del 80% al 90 %.

Lamentablemente, en muchos de los países en America Latina y el Caribe las mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama en etapas tardías. El desafío para reducir la mortalidad por cáncer de mama, especialmente en ámbitos con recursos limitados, consiste en implementar y mantener programas de educación y detección precoz, con acceso oportuno a un tratamiento adecuado y eliminando las barreras para la atención médica.¨1

Cito este breve párrafo publicado para los profesionales de la salud. Quizás se halla dado cuenta que el énfasis esta puesto en el desarrollo de programas de educación y detección precoz.

¿Qué sucede si vamos un paso atrás y nos centramos en la prevención primaria?

Las estrategias de prevención primaria se aplican antes de que aparezca la enfermedad. Hablando de una patología tan seria como el cáncer de mama todos estamos deseosos de poner en práctica esta información en nosotros mismos y nuestras familias.

No es una píldora, ni un tratamiento complejo o costoso, es nuestro estilo de vida el que precisa ser modificado para reducir el riesgo de la aparición de la enfermedad.

Hay algunos factores de riesgo que no podemos modificar como la herencia genética que recibimos y nuestra edad. Pero si podemos trabajar en otros como el control de nuestro peso, la actividad física, el consumo de alcohol y la lactancia materna.

Algunos expertos indican que se podría evitar hasta un 20% de los casos de cáncer de mama si se aumentara la actividad física y se evitara subir de peso. También podría evitarse el 14% de los casos de cáncer de mama si se redujera considerablemente o eliminara el consumo de alcohol.

Como factores protectores conocemos los beneficios de la lactancia materna: cada 12 meses que una mujer amamanta a su bebé su riesgo relativo de padecer cáncer de mama se reduce 4,3% y otro 7% más por cada bebé amamantado.

Los estudios revelan que es posible alcanzar una reducción del riesgo de cáncer de mama del 25% al 40% entre las mujeres que se mantienen físicamente activas.

En este mes especial de lucha contra el cáncer de mama queremos motivar como institución a cada mujer a realizar un cambio positivo en su estilo de vida. Queremos estar presentes en este proceso de cambio proveyendo las oportunidades, el conocimiento y el aliento necesarios para llegar tener y disfrutar de un estilo de vida que redunde en salud y bien estar.

Por Dra. Natali Rodríguez. Ginecóloga Sanatorio Adventista de Asunción

1. https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11242:breast-cancer-summaries-health-professionals&Itemid=41581&lang=es