El estrés tiene gran impacto en la salud física y mental

Premio Diamante SAA 3
Premio RH Diamante otorgado al Sanatorio Adventista de Asunción
20/06/2019
Sabor y Salud en tu Plato SAA 1
Curso de Cocina “Sabor y Salud en tu Plato” – Invitación
25/06/2019

El estrés tiene gran impacto en la salud física y mental

Estres

-. Brian Distelberg, especialista de la Universidad de Loma Linda, discute su impacto y soluciones .-

Brian Distelberg dice que el estrés tiene más impacto en la salud física y mental de lo que la mayoría de las personas logra percibir.

Distelberg, que actúa como director de investigación del Centro de Medicina Comportamental de la Universidad de Loma Linda, trabaja para descubrir el impacto del estrés y encontrar soluciones para apoyar a los pacientes.

Distelberg dirige el programa MEND, una iniciativa que ayuda a los pacientes y sus familias a mantener o recuperar la salud emocional y el equilibrio durante una enfermedad o un tratamiento médico significativo. La inscripción en el programa creció un 300% desde comienzos de 2018.

Distelberg concedió una entrevista y discutió las conexiones inesperadas entre estrés y salud física y mental, y cuál podría ser la solución.

Janelle Ringer: Vamos a comenzar con una pregunta fundamental: ¿Qué es el estrés?

Brian Distelberg: Esta es una pregunta difícil porque, en términos de una definición académica, no hay una definición para el estrés. El estrés es el término que usamos en nuestro mundo cotidiano, y eso puede significar cosas diferentes para personas diferentes.

Alguien puede sentirse estresado porque otro hizo un ruido fuerte detrás de él, provocando una reacción de estrés, porque la persona se asusta. Es una reacción natural y probablemente no es por lo que la mayoría de las personas está preocupada cuando hablamos de estrés.

También hay un estrés a nivel psicológico, que se llama estrés cognitivo. Ese estrés puede venir de dificultades financieras, relaciones problemáticas, trabajo o hasta solo por ser humano.

Las personas generalmente están más estresadas en la idea de “aflicción”, o cuando nuestros cuerpos y mentes están bajo un constante estado de estrés. Ese estrés ocurre en el nivel biológico y crea una reacción bioquímica en el cuerpo que involucra no solo nuestro cerebro, sino también varios procesos corporales diferentes.

JR: El estrés de largo plazo ¿tiene un impacto diferente al estrés de corto plazo más agudo?

BD: De manera incuestionable. La duración y gravedad del estrés hacen una enorme diferencia en cómo puede reaccionar su cuerpo. Un estrés prolongado o intensificado puede tener un efecto más largo sobre el cuerpo que el estrés grave, pero de corto plazo. Si el estrés ocurre por un largo período de tiempo, también aumentará la posibilidad de que un problema de salud física o una condición de salud mental se desarrolle o empeore.

JR: ¿Qué sistemas corporales pueden ser afectados por el estrés?

BD: Un área popular de la ciencia está enfocada actualmente en identificar cómo afecta el estrés al cuerpo como un todo. Se ha demostrado que la angustia prolongada causa efectos en el cuerpo, ya sea con frecuencia cardíaca alta, aceleración de la respiración, u otra reacción “del momento” a una situación. Si esa angustia persiste a largo plazo, puede haber un costo.

A un nivel biológico, estamos comenzando a ver que ciertas enfermedades se “basan en el estrés” o están “relacionadas al estrés”. Estas son: asma, diabetes y ciertos desórdenes del dolor.

JR: ¿Algún grupo es más susceptible al impacto del estrés?

BD: Existe todo un campo de la ciencia llamado investigación de disparidades en saludque examina los resultados de la salud en base a la raza, la etnia o el estatus socioeconómico. No decimos que son más susceptibles al estrés, pero notamos que tienden a estar desproporcionalmente bajo más estrés.

Esos grupos muestran resultados de salud más negativos porque viven en comunidades donde los impactos ambientales son más altos para ellos. Hay muchas razones por las cuales los individuos que son de bajos recursos tienen más consecuencias negativas en la salud, siendo el estrés uno de ellos.

La edad también puede ser un factor. Estudios recientes muestran que el estrés está causando un impacto en el funcionamiento cognitivo. Cuando el estrés es alto, puede agotar la capacidad cognitiva de una persona. Esta investigación incluye adolescentes, y sugiere que esa franja etaria puede ser más susceptible a los efectos de estrés negativo.

En el espectro más antiguo, vemos la relación entre estrés y demencia, y parece que hay algunas conexiones entre niveles elevados de estrés y una progresión más rápida de la demencia a lo largo del tiempo.

JR: ¿Cómo aprenden a administrar el estrés las personas que no logran evitarlo, enfermeras, estudiantes, entre otros?

BD: No podemos evitar completamente el estrés. Sin embargo, una persona puede luchar contra el estrés construyendo su resiliencia. Cada persona puede tolerar un nivel diferente de estrés, pero sin saber dónde está el nivel, la mejor opción es concentrarse en la construcción de la resiliencia.

Tener una dieta saludable, dormir lo suficiente y ejercitarnos, asegurándonos de estar activos por lo menos 30 minutos por día, son puntos esenciales para aumentar la resiliencia al estrés.

Vemos también que crear relaciones y tener apoyo social e interacción social es fundamental para moderar los efectos del estrés sobre el cuerpo.

Fuente:  https://noticias.adventistas.org