Día Mundial de lucha contra del Cáncer Infantil

Zona Segura Libre de Trombosis - SAA 2
Programa “Zona Libre de Trombosis”
15/02/2017
ZONA SEGURA, LIBRE DE TROMBOSIS - SAA 1
Lanzamiento del Programa Zona Segura, Libre de Trombosis
21/02/2017

Día Mundial de lucha contra del Cáncer Infantil

Cáncer-infantil SA

El “Día Mundial de lucha contra del Cáncer Infantil” es un esfuerzo internacional mancomunado para elevar la conciencia sobre cómo ayudar a combatir el cáncer en niños/as en países en vías de desarrollo.

El día 15 de febrero fue elegido por la Organización Internacional de Padres de Niños con Cáncer en setiembre del 2001, en Luxemburgo, para realizar alrededor del mundo eventos conjuntos, que tienen por finalidad reconocer el extraordinario desafío de vida que significa el cáncer en niños y adolescentes y sus familias.

“Ellos no pueden luchar solos. Por eso, hay que apoyarlos siempre y darles toda la fuerza y el cariño necesario”.

Las leucemias y los tumores del sistema nervioso central son los tipos de cáncer más frecuentes en la infancia. Las leucemias representan entorno a un tercio de los casos, siendo la leucemia linfoblástica aguda el tipo más frecuente.

El cáncer infantil es curable.

El cáncer en los niños en una enfermedad poco común, curable en un 85%. Según reportes de la Unión Internacional Contra el Cáncer, la mayoría de casos de cáncer infantil es curable, aunque la alta tasa de mortalidad, principalmente en países en desarrollo, responde a la falta de información y diagnóstico temprano.

Especialistas refieren que las neoplasias en niños no pueden prevenirse, y por eso es de vital importancia el diagnóstico precoz para lograr el inicio de la curación efectiva. Cabe señalar que un 70% de cánceres infantiles se diagnostica tardíamente debido a problemas de referencia temprana a centros especializados.

La detección temprana y el correcto manejo del cáncer pueden mejorar el pronóstico del niño y disminuir los índices de mortalidad.

Algunos de los síntomas de alerta son:

  • Cansancio.
  • Ojeras.
  • Epistaxis (sangrado nasal).
  • Aumento de volumen en alguna parte del cuerpo (brazos, piernas, tobillos, abdomen…)
  • Petequias (puntos rojos en la piel).
  • Leucocoria (aparición de mancha blanca en el ojo).
  • Anemia.
  • Dolor abdominal, articulaciones y huesos.
  • Dificultad para respirar (disnea).
  • Infecciones recurrentes.

Fuente: http://www.mspbs.gov.py